Usuario
Clave

La abeja 
La abeja es un insecto himenóptero. Pero existe muchos tipos de abejas y no todas hacen miel; las más
conocidas o por lo menos las que nosotros conocemos como abejas, son de la especie Apis melífera. Dentro de esta especie existen muchas razas diferentes, pero aun teniendo similitud son diferentes y tienen sus peculiaridades. La abeja de aquí es la llamada abeja negra, (Apis melífera melífera). Se le llama abeja negra por su color, pues no tiene las típicas líneas amarillas muy marcadas. Es una abeja que aun siendo algo más agresiva, es muy rústica, aguantando con muy poco consumo los húmedos y largos inviernos de esta zona.

La abeja es un animal social, es decir, vive en comunidades de su misma raza. Dentro de este grupo cada abeja tiene su cometido. A este grupo de abejas se le llama enjambre, pero viendo su forma de funcionamiento a cada enjambre se le trata casi como a un único individuo, pues nace, crece, se reproduce y muere.

La abeja no es un animal que viva mucho. Vive alrededor de cuarenta días. No obstante y como a las abejas muertas les suceden otras generaciones, el enjambre teóricamente podría vivir eternamente.

 Cada enjambre puede albergar entre 50.000 y 80.000 abejas en primavera y verano, pero ese número baja sustancialmente en invierno a unas 30.000.

La humanidad siempre ha tenido a las abejas en consideración y desde siempre a apreciado su dulce producto principal: la miel.
Sin embargo, ahora sabemos lo indispensable que son las abejas para nuestra subsistencia. Ellas son las responsables de la polinización de la mayor parte de las plantas. Sin estas plantas nuestra supervivencia estaría en serio riesgo, puesto que alrededor del 90% de las plantas que nosotros usamos son polinizadas por las abejas (frutas, verduras, pastos para el ganado, tejidos como el algodón...).
 
Por lo tanto además de la miel las abejas nos dan un producto mucho más ventajoso, la polinización. 
 

 La abeja es un animal muy evolucionado. En el último millón de años casi no ha tenido cambios. Las abejas han evolucionado por y para las plantas y viceversa, llegando a una simbiosis casi perfecta para el bien de todos.
 
Es un espectáculo ver volver las abejas a casa
.

 

buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
buy levitra online
  La abeja